Descubierto un pergamino de Fernán González del siglo X

Un estudio en el que han participado el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad Complutense de Madrid ha identificado el único documento original que se conserva de Fernán González, célebre conde castellano del siglo X. El pergamino, conservado en la British Library, es un acta notarial fechada en el año 937 y elaborada por el escriba Florencio de Valeránica. El trabajo aparece publicado en la revista Journal of Medieval Iberian Studies.

“Fernán González es uno de los grandes personajes de la Edad Media castellana. Conde de Castilla entre 932 y 970, a partir del siglo XII su figura fue magnificada y mitificada para reivindicar la identidad castellana frente a León y acabó por convertirse en un protagonista clave de la historia de Castilla, comparable al Cid Campeador. En los siglos XII y XIII se falsificaron numerosos documentos atribuidos al conde castellano, por medio de los cuales sus autores trataban de vincularse con una figura histórica de enorme prestigio. Hasta nuestros días han llegado algunas de esas falsificaciones, así como copias de documentos auténticos, pero el acta en que se centra nuestro estudio es, hasta ahora, el único original relacionado con Fernán González que se conserva”, explica el investigador del CSIC Julio Escalona, del Instituto de Historia. 

Donación al monasterio de Arlanza

El documento, de 23,7 centímetros de alto por 36,8 de ancho, certifica la donación, por parte de Fernán González y su esposa Sancha, del monasterio de Santa María de Cárdaba (en la actual provincia de Segovia) al monasterio de San Pedro de Arlanza (Burgos). Bajo el texto principal, ejecutado en letra visigótica libraria muy cuidada, se añadieron los monogramas de los donantes y los nombres de los confirmantes y del escriba en una caligrafía más suelta y rápida.

Según Escalona y Paloma Vázquez, otra de las autoras del artículo: “Probablemente fue elaborado en el monasterio de Valeránica, en cuyo escritorio trabajaba Florencio, y tras la firma del acuerdo se custodió en el archivo de San Pedro de Arlanza. Allí permaneció hasta 1488, cuando el priorato de Cárdaba pasó a manos del monasterio de Santa María de Sacramenia, y con él, sus documentos. El pergamino salió de Sacramenia en el siglo XIX, a raíz de la desamortización. Se le pierde la pista hasta 1943, año en que fue donado por un coleccionista inglés a la British Library, donde se conserva actualmente”.

Florencio de Valeránica

Florencio de Valeránica fue uno de los escribas e iluminadores más relevantes de la Castilla del siglo X. Su actividad se documenta entre los años 937 y 978. “De su escritorio en el monasterio de San Pedro de Berlangas (Tordómar, Burgos) salieron los mejores códices iluminados de ese período. Son obras de lujo, de gran formato y cuidada factura. Algunos se conservan actualmente, como el volumen de los Moralia in Job de San Gregorio, de la Biblioteca Nacional de España, pero otros se han perdido o sobreviven sólo fragmentariamente, como la célebre Biblia de Oña, de la que sólo se conservan unos pocos folios en Roma y Santo Domingo de Silos”, apunta la investigadora Isabel Velázquez, de la Universidad Complutense de Madrid.

Este monje ejerció también como redactor de documentos notariales, actuando a menudo como escriba para los condes de Castilla. Los documentos de la fundación del Infantado de Covarrubias de 978, conservados en Covarrubias y Burgos, son ejemplos de su trabajo notarial.

  • Julio Escalona, Isabel Velázquez Soriano. Paloma Juárez Benítez. Identification of the sole extant original charter issued by Fernán González, Count of Castile (932–970). Journal of Medieval Iberian Studies. 10.1080/17546559.2012.732441.