Loles González-Ripoll (IH), Miguel Ángel Puig-Samper (IH) y Consuelo Naranjo Orovio (IH) participan con diversas contribuciones en la publicación de "Cuadernos de la Escuela Diplomática" dedicado al legado español en los Estados Unidos

Esta publicación recopila un ciclo de conferencias sobre el legado español en los EE.UU, que se celebró en la Escuela Diplomática de España durante los meses de marzo y abril de 2014.
 
Participaron diversos investigadores e investigadoras entre los que se encuentran científicos del Instituto de Historia, CCHS-CSIC. Contó con la colaboración de Consuelo Naranjo para la coordinación del programa de conferencias.
 
Participaron diversos investigadores e investigadoras entre los que se encuentran científicos del Instituto de Historia, CCHS-CSIC.
Esta publicación recopila un ciclo de conferencias sobre el legado español en los EE.UU, que contó con la colaboración de consuelo Naranjo para la coordinación del programa de conferencias.
Este ciclo se celebró en la Escuela Diplomática durante los meses
de marzo y abril de 2014.
 
María Dolores González-Ripoll se ocupa en “San Agustín de la Florida: ciudad símbolo de la rivalidad imperial del siglo XVIII” de la población más septentrional de los dominios españoles en América, fundada en 1565 y que es reflejo de una larga historia de políticas imperiales e intercambio territorial. Permaneció en manos británicas veinte años (1764-1784) y volvió a España para perderse definitivamente en 1819. San Agustín, con un impresionante legado urbanístico y arquitectónico español, se apresta hoy, como lo hizo cincuenta años atrás con motivo de la celebración de su cuarto centenario, a celebrar las raíces hispanas llevadas por Pedro Menéndez de Avilés, fundador del asentamiento urbano continental más antiguo de los actuales Estados Unidos.
 
Un nuevo salto temporal y espacial nos lleva de la mano del profesor Miguel Ángel Puig-Samper a la España isabelina y la California inmediatamente posterior al Gold Rush. En su conferencia sobre “La Comisión Científica del Pacífico en California”, aborda este episodio de la última de las grandes expediciones enviadas a América por nuestros gobernantes, como heredera de las grandes expediciones científicas de la Ilustración española y con la huella romántica y nacionalista de su siglo. En octubre de 1863 parte de la Comisión Científica llegó a San Francisco, ciudad en la que falleció el geólogo Fernando Amor. Allí y en sus alrededores, el fotógrafo Rafael Castro Ordóñez tomó vistas de la ciudad en expansión, los inmigrantes chinos, los placeres de oro de Murphys y los impresionantes “Big Trees”. La imagen de San Francisco ha quedado también impresa en las crónicas de Castro para El Museo Universal, en las que demostró su admiración por la organización social norteamericana.
 
En la sexta conferencia del ciclo, “Al hilo de la cultura: España y Estados Unidos, 1900-1940”, la profesora Consuelo Naranjo Orovio mostró cómo en los primeros años del siglo XX, la confluencia de dos proyectos culturales y educativos en España y en Estados Unidos dio lugar al inicio de unas relaciones culturales y científicas de nuevo cuño. Si en Estados Unidos el interés creciente por España y su cultura desembocó en la creación en Nueva York de la Hispanic Society of America (1904) bajo el mecenazgo de Archer M. Huntington, en España la creación de la Junta de Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas (1907) abrió un abanico de posibilidades para el intercambio con otros países, de donde importar los saberes y las técnicas más modernas. Dentro de estas relaciones, Puerto Rico también jugó un papel clave al ser considerado un puente entre los dos mundos. Sentadas las bases de la cooperación, los exiliados republicanos españoles pudieron asirse a esas redes de la cultura para encontrar refugio en las cátedras de diferentes universidades americanas.
 
Cuadernos de La Escuela Diplomática. Número 50. Legado español en los Estados Unidos.Ciclo de conferencias con motivo de las conmemoraciones históricas de la Nueva España (2013-2015). Escuela Diplomática de España. 2014.Madrid
NIPO: 501-14-029-X
ISSN: 0464-3755
María Dolores González-Ripoll se ocupa en “San Agustín de la Florida:
ciudad símbolo de la rivalidad imperial del siglo XVIII” de la población
más septentrional de los dominios españoles en América, fundada en 1565
y que es reflejo de una larga historia de políticas imperiales e intercambio
territorial. Permaneció en manos británicas veinte años (1764-1784) y volvió
a España para perderse definitivamente en 1819. San Agustín, con un impresionante
legado urbanístico y arquitectónico español, se apresta hoy, como
lo hizo cincuenta años atrás con motivo de la celebración de su cuarto centenario,
a celebrar las raíces hispanas llevadas por Pedro Menéndez de Avilés,
fundador del asentamiento urbano continental más antiguo de los actuales
Estados Unidos.