La huella española en los Estados Unidos. Aproximaciones a una historia común. VII Jornada sobre extremeños en América en los siglos XVI y XVII

Lugar: Palacio de los Barrantes – Cervantes. Plazuela de San Miguel, 1. Trujillo (Cáceres)

Con la participación, entre otros, de investigadores del CCHS (CSIC) como Manuel Lucena y Miguel Ángel Garrido Gallardo.

Esta jornada anual, dedicada al papel de los extremeños en la aventura americana de los siglos XVI y XVII, es una iniciativa con la que la Fundación Obra Pía de los Pizarro pretende llevar a cabo una contribución relevante en la revisión y difusión de nuestra historia común, y alumbrar una nueva visión válida para unas sociedades que, a uno y otro lado del Atlántico, se adentran en el siglo XXI.

Cortés, Pizarro, Orellana, Balboa, Valdivia o Soto son protagonistas ineludibles de esta historia, junto a los que encontramos personajes menos conocidos, anónimos en muchos casos, que aun desempeñando papeles secundarios no por ello dejaron de ser imprescindibles para escribirla. Revisar y divulgar la historia de los grandes personajes, y descubrir y poner en valor el papel de los menos conocidos, es el objetivo del proyecto.

Con estos objetivos, en unas circunstancias en las que el conflicto con lo hispano asoma como algo más que una impresión, y asumida la hegemonía anglosajona, parece el momento adecuado para revisar la huella dejada por la presencia española en Norteamérica, y poner en valor una historia que arranca cien años antes del establecimiento de la primera colonia inglesa en el nuevo continente.

Presencia que se inicia con las exploraciones del siglo XVI y culmina con la incorporación al Virreinato de la Nueva España de gran parte del actual territorio de los EEUU. California, Nevada, Colorado, Utah, Nuevo México, Arizona, Texas, Oregón, Washinton, Idaho, Montana, Wyoming, Kansas, Oklahoma, Luisiana, Florida, Alabama, Mississipi y Alaska formaron, en un momento u otro, parte de un Imperio español presente en tierras norteamericanas hasta  principios del siglo XIX. Por medio quedó el importante papel jugado por la corona española en la guerra de la Independencia americana, y por delante la guerra hispano-estadounidense, con la que se cierra la historia imperial española y cuatro siglos de convivencia que dejaron una profunda huella sobre la que merece la pena profundizar.