Nuevas metodologías en la gestión museológica. Una implementación del Plan Nacional de Conservación Preventiva

Datos sobre el Proyecto:

Referencia del Proyecto: Ref. HAR2012-30769

Organismo Financiador: Ministerio de Economía y Competitividad (MINECO).

Periodo de ejecución: 2013-2015

Tabs group

Presentación

La conservación preventiva, en contraposición a la conservación curativa en la que se interviene de forma directa en los bienes culturales cuando existe un problema de conservación inminente, es una parte muy importante de la gestión de instituciones museológicas porque de ella depende el mantenimiento de sus colecciones de forma adecuada, viable y sostenible en el tiempo. El principal logro conseguido por este proyecto ha sido el desarrollo de una nueva propuesta metodológica en la gestión museológica de la conservación preventiva, que ha implementado el vigente Plan Nacional de Conservación Preventiva del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte; y que ayuda a cubrir el vacío existente en la investigación española sobre este tema en lo relacionado con el control de parámetros de contaminación en el medioambiente tanto interno como externo de un museo.

Se ha diseñado un modelo organizativo de trabajo para la gestión de la conservación preventiva en museos basado en el desarrollo de protocolos de seguimiento y control de las condiciones medioambientales. Dichos protocolos han consistido en la optimización de sensores ópticos de acidez ambiental y de dispositivos de evaluación y medida desarrollados por el equipo de investigación de este proyecto. Los protocolos se han validado con éxito en las exposiciones permanentes de cuatro museos españoles: Museo Naval (Madrid), Museo Tecnológico del Vidrio (La Granja, Segovia), Museo y Biblioteca Histórica de la Academia General Militar (Zaragoza) y Museo del Ejército (Toledo). Además, el protocolo de seguimiento de la acidez ambiental también se ha aplicado por primera vez para realizar la valoración ambiental de una exposición temporal: “El último viaje de la fragata Mercedes. La razón frente al expolio”, celebrada en el Museo Naval (Madrid).

El desarrollo y aplicación del protocolo mencionado ha permitido obtener información acerca de las condiciones de conservación en los distintos ambientes de los museos (salas, vitrinas, fondos y depósitos), así como elaborar un catálogo de posibles riesgos por choque ácido. Esta información ha servido para que las instituciones museísticas mantengan o establezcan criterios adecuados de conservación e introduzcan medidas correctoras en aquellos casos en los que se detectaron niveles de pH ambiental nocivos para la adecuada conservación preventiva de las colecciones expuestas.