2007-2017: Diez años de inventiva y creatividad de las iniciativas ciudadanas madrileñas

Alberto Corsín, investigador del Instituto de Historia del CSIC y comisario de una de las muestras del ciclo ‘Madrid, a medias’, reflexiona sobre el ciclo que acoge CentroCentro hasta mediados de 2018

alberto-corsin-1_1.jpg

El espacio de la institución cultural CentroCentro, situado en el Ayuntamiento de Madrid, se ha convertido en un lugar donde absorber un relato urbano de época, registro de la inventiva urbana y compromiso ciudadano reciente, de 2007 a 2017. El ciclo ‘Madrid, a medias’ busca extender la imaginación del urbanismo contemporáneo, ofreciendo otros lenguajes y recursos conceptuales con los que considerar a la ciudad.

Cimentado en tres exposiciones, ‘Madrid, a medias’ no es un ciclo al uso, está concebido por expertos con la colaboración de algunas iniciativas ciudadanas, que son las protagonistas de CentroCentro y de la ciudad. Alberto Corsín, investigador perteneciente al Instituto de Historia del Centro de Ciencias Sociales y Humanas (IH, CCHS-CSIC), es uno de sus comisarios.

El propósito de todo el ciclo ‘Madrid, a medias’ es dar a conocer a la ciudad inventiva y creativa de los últimos diez años. Mediante el uso de todo tipo de documentos con licencias de libre acceso ‘creative commons’, se pretende mostrar:

A esos colectivos, comunidades, asociaciones, espacios, que han hecho que Madrid sea de otra manera, y muchas veces de una manera divertida, jovial, y preciosa. También se expone la indignación resultante de esta crisis, de la austeridad. Se muestra además, esa nube gris y sombría que ha hecho que pensemos de una forma diferente durante estos diez años. Pero también se expone cómo, a pesar de eso, ha habido una explosión de jovialidad y de capacidad de transformación de la ciudad”, describe Alberto Corsín.

En ‘El urbanismo libre’ (exhibición que se podrá visitar hasta febrero de 2018) se pretende consolidar la idea de que hay un cambio de paradigma del que “estamos siendo tanto testigos como participantes activos, que es la transición de un urbanismo público a un urbanismo libre”, según Corsín. La segunda muestra ‘Las ciudades manuales’ (que estará disponible a partir de febrero de 2018) utiliza un juego de palabras que hace referencia a la idea de la creación de nuevos sistemas descriptivos y a la utilización de las manos para crear. En ‘Los aprendizajes solares’ (muestra que estará abierta al público desde junio de 2018) se habla de las enseñanzas recogidas al aire libre y también se hace un guiño a lo aprendido en la acampada Sol, del 15M.

Un nuevo ciclo de creatividad urbana

Señala Alberto Corsín que "a finales de los años 60, hasta la aparición de los primeros ayuntamientos democráticos, las asociaciones de vecinos tomaron una gran relevancia en Madrid, a través de reclamaciones, de movilizaciones, de protestas… Desde 2007 hasta la actualidad, podemos asumir que ha habido un ciclo de creatividad urbana que es tan importante como el que hubo en los años setenta”.

El investigador del IH añade que "lo que distingue lo que sucedió en el anterior famoso ciclo de urbanismo del actual es el conjunto de herramientas que la ciudad utiliza. En los años 70 sobresalen las herramientas fundamentalmente reivindicativas como, por ejemplo, la forma en la que vehiculaban sus demandas o las manifestaciones, las reclamaciones”.

Mediante el uso de una tecnología más avanzada existen nuevas herramientas de todo tipo que están a disposición de la ciudadanía. Hay colectivos que han diseñado mapas, censos, bases de datos… Con fines documentales muy diversos, todos comparten la aspiración de mostrar lo que ocurre en la ciudad.

Lo que ha pasado en los últimos diez años en Madrid, en concreto, y en España, en general, es que todos estos colectivos han diseñado sus propias herramientas. Ha cambiado la manera de producir herramientas y las herramientas mismas. Se ha marcado un antes y un después”, indica Alberto Corsín.

 

Conviene saber

I. El urbanismo libre (desde el 26 octubre de 2017) recorre algunas de las experiencias recientes que alumbran la transformación de la ciudad pública a la ciudad libre.
II. Las ciudades manuales (febrero de 2018) introduce el universo de archivos, estéticas documentales y tecnologías narrativas con los que colectivos ciudadanos relatan la ciudad esperanzada que se levanta entre los despojos de la austeridad y ruina.
III. Los aprendizajes solares (junio de 2018) nos descubre los paisajes de pedagogías ciudadanas, nacidas en huertos y solares, plazas y asambleas, aprendizajes al sol que han transformado el habitar urbano de una ciudad escuela.

'Madrid, a medias' es ciclo expositivo del la institución cultural CentroCentro, equipamiento público del Ayuntamiento de Madrid dedicado a la cultura y la ciudadanía.

Dónde: CENTROCENTRO, Plaza de Cibeles, 1, Madrid
La exposición está diseñada y comisariada por Adolfo Estalella, Alberto Corsín Jiménez y Raquel Congosto.